El traje de baño

*Por Ana Sofía Novello

 

 

El reloj marca las 12 AM, las chicharras enloquecen nuestros oídos y los ventiladores dicen ¡basta! Llegó enero, mes de intenso calor y enormes deseos de convertirnos en peces para vivir bajo el agua.

 

Nuestros preferidos cambian según la estación: en invierno preferimos las  bufandas; en otoño, los pilotos; en primavera, las remeras y en verano… ¡los trajes de baño!

Para ellas, modelos de dos piezas (más popularmente llamadas bikinis), clásicos enterizos o modernas trikinis. Para ellos, cancheras bermudas, shorts retro, o sunga para los más confiados.

 

¿Quieren conocer los comienzos del traje de baño?

 

El primer traje de baño del que tenemos noticia fue una especie de taparrabos que utilizó la cortesana egipcia Tais, para darse un chapuzón junto con Alejandro Magno y todo su ejército.

 

Un verano de 1812, mucho tiempo después, la reina Hortensia, hija de Josefina de Beauharnais, lució el primer traje de baño moderno: un conjunto de punto color chocolate, compuesto por un pantalón a los tobillos, una túnica de manga larga, una camisa bordada y una cofia similar a un gorro de dormir. Su modelito marcó tendencia hasta finales de este siglo.

 

En 1861, la fábrica de tejidos Caen ideó un traje a rayas de una sola pieza, fusión de calzoncillo y camiseta, con el agregado de un corsé de caucho resistente al agua. Pero las reacciones adversas no tardaron en manifestarse, por su gran incomodidad: sólo permitía brazadas cortas, casi desesperadas, y cortaba la respiración.

 

La responsable del cambio radical en la estética de los bañadores femeninos fue la nadadora australiana Anette Kellerman, que un buen día de 1907 se presentó en una competición con un body de una pieza, homólogo al masculino, sin corsé ni faldas superpuestas. Un gran coraje, que le costó un arresto.

 

A lo largo de la historia y de las distintas transformaciones políticas, sociales y culturales, la indumentaria también sufrió y absorbió esos cambios. El cuerpo se fue valorizando de otra manera, el sentido de la intimidad se fue transformando, el concepto de mujer y de hombre se redefinió y todo ello se vio reflejado también en los modelos de trajes de baño. Hoy se piensa como un atuendo más de nuestro vestuario, pero es bueno saber que esta prenda, más que cualquier otra, refleja los cambios sociales sucedidos hasta los días de hoy.

 

 

Una curiosidad

 

¿Quieren saber algo muy curioso? En 1888, la Municipalidad de Mar del Plata creó un Código de Baños para ser respetado por los bañistas… Si lo comparamos a los tiempos de hoy, nos damos cuenta de cómo pasó (¡y cambió!) el tiempo:

 

Artículo 1º: Es prohibido bañarse desnudo.

Artículo 2º: El traje de baño admitido por este reglamento es todo aquel que cubra el cuerpo desde el cuello hasta las rodillas.

Artículo 3º: En las tres playas conocidas por el Puerto, de la Iglesia y de la Gruta no podrán bañarse los hombres mezclados con las señoras a no ser que tuvieran familia y lo hicieran acompañando a ella.

Artículo 4º: Es prohibido a los hombres solos aproximarse durante el baño a las señoras que estuvieran en él, debiendo mantenerse por lo menos a una distancia de 30 metros.

Artículo 5º: Se prohíbe a las horas del baño el uso de anteojos de teatro u otro instrumento de larga vista, así como situarse en la orilla cuando se bañan señoras.

Artículo 6º: Es prohibido bañar animales en las playas destinadas para el baño de familias

Artículo 7º: Es igualmente prohibido el uso de palabras o acciones deshonestas o contrarias al decoro

 

 

About these ads

Acerca de guiaojoalpiojo
La revista Ojo al Piojo! es una publicación mensual de distribución gratuita en countries y barrios privados de zona sur que reúne información especializada sobre los niños y adolescentes y que brinda a los padres algunas claves necesarias para acompa-ñar a sus hijos en su crecimiento. Abarca los distintos aspectos del desarrollo infantil con notas sobre educación, literatura, música, teatro, arte y salud entre otros. Es también una guía de servicios, productos y actividades para los chicos, que se realizan en Capital y Gran Buenos Aires y por ello actúa como nexo vinculando a los niños de diferentes countries con su entorno.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 139 seguidores

%d personas les gusta esto: